Mosca de la Fruta

Drosophila spp.
Nombre en inglés: Fruit Fly
Tamaño: Moscas pequeñas de 3mm.
Color: Cuerpo café con los ojos rojos. Las alas se pliegan lisas sobre el cuerpo.

Comportamiento:
Las moscas de la fruta son comunes en los hogares y en las instalaciones comerciales donde la comida es preparada y servida. Las larvas de estas moscas se encuentran en la fruta y en los vegetales, se alimentan de las levaduras emergentes del proceso natural de descomposición. También son conocidas como moscas del vinagre porque son plagas comunes en las fábricas que producen vinagre. Dado que estas moscas frecuentan lugares poco salubres, son una amenaza potencial cuando se encuentran en hospitales y lugares donde haya comida.

Habitat:
Cualquier materia orgánica que tenga 5 o mas días en descomposición. Frecuentemente se encuentran alrededor de frutas y vegetales frescos guardados a temperatura ambiente. Una vez dentro, las moscas adultas que emergen de la fruta infectada, encontrarán el sitio optimo para procrear en lugares como contenedores de basura mal cerrados, depósitos de reciclado, la comida dejada bajo la mesa, neveras, etc. Así mismo los tiraderos de basura son buenos lugares para la reproducción. Los medios utilizados para contener a las larvas, deben estar continuamente húmedos para que estas se desarrollen en un agradable estado de descomposición. Cualquier grieta donde la materia orgánica se acumule será utilizada por estas moscas.

Tips para el control:
En la mayoría de los casos de invasión de moscas, el problema involucra dos aspectos (1) las moscas son atraídas por el olor de frutas y vegetales maduros y (2) las ventanas y puertas permiten la entrada de las moscas. Para minimizar el problema de las moscas tome las siguientes medidas:

Recomendaciones:
Tira la basura usando bolsas de plástico. Las bolsas reducen los olores de la basura, lo que reducirá el número de moscas atraídas por la basura.
Ubique los contenedores de basura lo mas alejado posible de la construcción. Las moscas que llegarán, pero estarán lejos de la entrada de la casa.
Mantenga las puertas y ventanas cerradas a menos que tengan mosquiteros bien colocados.
Asegúrese de que las ventanas estén bien selladas. Las moscas pueden escurrirse entre las rendijas.